V Campeonato de España de cebador

Este año, hemos tenido que hacer algunos km más para poder pescar en el Campeonato, pero la verdad es que ha valido la pena. La competición se ha llevado a cabo en el pantano de Argos en Murcia.
Llegué jueves pasado el mediodía al pantano y como ya no quedaba mucho tiempo para la hora de comer, estuve viendo como pescaban algunos de los pescadores que iban a participar en la competición.
Esta se iba a dividir en dos zonas, la de la isla y la de al lado de la presa, que es como un espigón, todo de piedras mal puestas, difícil de bajar y poner el panier y ya no hablemos de pescar.
En el rato que estuve mirando, me quedó claro que o se buscaba una solución o íbamos a perder muchos cebadores, anzuelos etc. y es que en media hora vi a pescadores que perdían 5 cebadores, lo que hacía pensar que rápido vaciaríamos la caja, y es que si no se clavaba pez, era casi seguro que se perdía el aparejo.
Tras comer, y viendo que los compañeros que estaban allí estaban pescando a la isla, me decidí a hacer la primera toma de contacto en aquella zona. Bastante viento, pero al no haber corriente se podía pescar bien con cebadores de 20gr. La verdad es que el pescado no tardó en picar, pero aquella tarde ya me di cuenta de que la estrategia que llevaba en mente no era lo que esperaba. Los peces de un tamaño superior a lo que me esperaba, rondaban el kg o un poco más, y tiraban mucho más de lo que es normal para ese tamaño. Con lo que tocó hacer anzuelos con el hilo más grueso y afinar punteras. 

El segundo día de entrenamientos fuimos a la zona de la presa, y es que había que encontrar la manera de poder perder el menor número de cebadores y sacar pescado. Ya que si uno tiraba a pasar las piedras se metía en más de 20 metros de fondo, y la carpa evidentemente ahí no se acercaba.
El día anterior ya vi gente que probaba con cebadores sin plomo y con un trozo de foam para hacer que bajara lo más lento posible. Con lo que nos toco empezar a hacer pruebas, cebadores de plástico, normales sin plomo, con varillas para que no se metiera dentro de los agujeros etc.
Al final lo que mejor resultado me dio personalmente fueron los cebadores de plástico. Tirar sin recoger hilo y esperar a que fuera bajando y cuando la curva del hilo empezaba a desaparecer, clavar. Problema, por las tardes hacía viento, con lo que controlar la deriva del cebador iba a ser complicado.
La mañana estuvo muy bien y entre carpas, barbos e inventos se pasó volando. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto y es que clavar al pescado de esa forma daba gusto. Resultado del entrenamiento unos 25 peces entre carpas y barbos en menos de 3 horas.



Por la tarde decidimos no pescar y montar aparejos, anzuelos etc y comprar lo que nos faltaba para poder afrontar la competición correctamente.

Primera Manga:
Se pescó sábado por la tarde. El sorteo me deparó pescar en las piedras (cosa que era lo que no quería por el viento) en medio de la zona y con dos de los mundialistas de este año. 
Tras bajar y encontrar una piedra más o menos plana, empecé a montar las cañas. Todas sin plomo en el cebador y unas con la caja metálica y el foam y otras con el cebador de plástico. Engodo ligero para que abriera nada más caer al agua con asticot e intentar subir al pescado del fondo. Bajos de linea del 14/16 y punteras de 1,5oz con cañas muy parabólicas, ya que como se comentaba por allí en todos sitios picaban más o menos igual y la diferencia estaría en quien consiguiera que se le desgarraran menos.
La realidad fue muy distinta al menos el primer día, y es que el escenario pilló desprevenidos a algunos, y esto se notó a la hora del pesaje, ya que en ambas zonas de las piedras, se produjo un corte de peso de 14-15kg entre el 3 y el resto para abajo.
Por mi parte , con 18 carpas y 20,kg me llevé un tres en la primera manga, que a la postre se convertiría en un 3,5 ya que hubo un problema en uno de los pesajes, ya que se cayeron peces al agua.

TO BE CONTINUED...

Dos 3 con un total de más de 47kg. Y medalla de bronce por selección